EN BICI POR EL DANUBIO: de Passau a Viena

Hace ya algunos años realizé un crucero fluvial con mi madre por el Danubio, y, desde la cubierta del barco miraba con cierta envidia todos los ciclistas que realizaban ese mismo trayecto pero desde ambas orillas del Danubio en lo que me parecía ser una pista preparada expresamente a tal fin.  


De este año no pasa, tenía ganas de un tipo de viaje distinto y que mejor idea que hacer esto que tenía en mente desde algun tiempo.

Para preparar el recorrido me puse en manos de la agencia catalana Viatges Alemany que son los que representan la austriaca Rad & Reisen. Es decir , al ser agosto no nos queríamos ariesgar a no tener hostales despues de tantos kilómetros y tambien contratamos con ellos el alquiler de las bicis, la media pensión y el traslado de nuestros macutos de un lugar a otro  


Empezamos el recorrido en la ciudad alemana de Passau. Cerca de la frontera ya con Austria, esta bella ciudad es conocida también como la de los 3 rios pues en ella confluyen el Ils el Inn y el Danubio 


Tras una breve visita por la ciudad nos pusimos en marcha por la orilla norte del Danubio Se puede pedalear por ambas orillas del río, pues en las dos existen caril bici . Este primer dia no constaba  de muchos kilometros (36) con lo que decidimos tomarnos el camino con calma disfrutando del pedaleo a la orilla del rio y del magnifico paisaje que lo bordea.  


El calor sofocante que sufrimos durante toda la ruta ya se hacía sentir.

Al llegar a la frontera con Austria decidimos cruzar a la orilla sur a través de la Esclusa que divide los dos paises. Tuvimos que subir a pulso las bicis por una especie de rampa paralela a los escalones y luego volver a bajar por una rampa similar 

  
He de confesar que fue agotador, pero mereció la pena pues pudimos pedalear un buen rato por una senda preciosa. Un poco mas adelante volvimos a cruzar el Danubio pero esa vez en barcaza con las bicis hacia la orilla norte de nuevo 


Ya que la primera noche de este recorrido se encontaba ya a escasos kilometros por esa orilla 


A las 3 de la tarde nos encontrabamos ya descansando en el Gasthof Draxer y sobre todo intentando resguardarnos del calor sofocante que había unos 40 grados. El pueblo es minusculo y alli en el hotel coincidimos con Angels y Santi, Dolors, Vicenç y sus 4 hijos y con otro Vicenç con sus hijas. Formamos un grupito muy agradable.

El segundo dia salimos todos juntos bordeando el Danubio en lo que, para mi fue una de las jornadas mas agradables de todo el recorrido. Al llegar al meandro cerrado del Danubio cruzamos en un barquito a la orilla sur  a Schlögen.

 Aqui pudimos pedalear todo el recorrido hasta Aschach sobre una pista para bicicletas lejos de cualquier carretera y con mucha sombra,alternando   pueblos y camping al borde del Danubio.

  

Volvimos a cruzar por un puente hacia la otra orilla y sobre las 3 de la tarde bajo un calor sofocante aprovechamos para darnos un baño en unos lagos artificiales que se encontraban al borde del camino. Los ultimos 10 km hasta llegar a Linz fueron los peores ya que el carril bici se encuentra bordeando la carretera con muchisimo calor y con un trafico infernal.  Linz es una ciudad eminentemente industrial pero los arquitectos han conseguido un juego de luces al anochecer que  iluniman la ciudad con luces de colores.  Es una ciudad llena de museos con mucha vida cultural.

 La tercera etapa fue la peor en cuanto al calor se refiere, a las 8,30 de la mañana cuando salimos de Linz por la orilla norte el termometro superaba ya los 30 grados. Cuando alcanzamos Mauthausen estaba ya en 47 grados


Y con esa temperatura emprendimos la subidita de 5 km para la visita al Memorial Mauthausen , es decir la visita al Campo de Concentración.

  
Al volver a pedalear el calor era tan sofocante que tuvimos que realizar una parada de 2 horas para refrescarnos en el Danubio


Teniamos que estar en Grein como tatde a las 17,45 porque el Gasthof quedaba a 12 km en las alturas de Grein en Bad Kreuzen pero aquello fue missión imposible pues el excesivo calor hacía que tuvieramos que parar cada hora para meternos vestidas dentro del río y así poder refrescarnos. Alcazamos por fin Grein sobre las 18,30 casi con un golpe de calor.

 Llegamos en tal estado que como al dia siguiente anunciaban subidas de temperaturas decidimos hacer un dia de descanso y encontrar la forma de llegar a Melk , la siguiente etapa , subiendo las bicis al tren.

No habia manera de encontrar un medio de transporte para poder subir las bicis, cuando de pura casualidad nos enteramos de que los sabados salia un barco de Linz hasta Viena por el Danubio y que pasaba por Grein a las 12 de la mañana llegando a Melk sobre las 3 de la tarde.

Aprovechamos la mañana para hacer un poco de visita turistica, entre otras cosas el Castillo de Grein

  
Para acto seguido dirijirnos al embarcadero para disfrutar de un crucero por el Danubio hasta Melk


Subimos a bordo con las bicis, y nos subimos a cubierta para admirar el paisaje

  

Nada más bajar del barco en Melk nos fuimos pedaleando hasta el centro. Melk es un pueblo muy bonito que tiene el monasterio benedictino más famoso de toda Austria


Y como hoy hemos tenido un dia de relax en cuanto a la bici se refiere, tras la comida nos dirigimos a visitar el Monasterio tranquilamente  A la salida nos esperaba una tormenta descomunal. Por fin llovía lo que acto seguido hizo que refrescara la atmósfera, hecho que agradecimos todos los que nos encontrabamos allí . Desde allí nos dirigimos a la localidad de Pöchlarn en donde se encontraba nuestro alojamiento.

 En este cuarto dia de pedaleo, hoy entramos en el Valle de la Wachau que es patrimonio de la Humanidad. Es un camino salpicado de viñedos

 
De pueblos preciosos con sus iglesias y campanarios


El dia resulta muy agradable pues la temperatura, entre otras cosas , ha empezado a descender y se nota mucho pedaleando.


Paramos a visitar la famosa Venus de Willendorf en el pueblo del mismo nombre

Y continuando por el carril bici alcanzamos el turistico pueblito de Dürnstein. Las románticas ruinas del Castillo aparecen ante nuestros ojos, se trata del lugar mas importantes de todos los que componen el valle de la Wachau, el castillo fue abandonado tras la guerra de los 30 años, alli fue en donde Ricardo Corazon de Leon permaneció hasta que fue rescatado. Aqui paran la mayoría de los cruceros que surcan las aguas del Danubio. Y la verdad es que había tanta gente que se hacía dificil circular con la bici por  sus callejuelas   Probamos una degustacíon de un licor, visitamos la Iglesia Barroca de la abadía Agustina y pusimos rumbo a Krems

 El calor había hecho ya acto de presencia cuando alcanzamos Krems sobre las 3 de la tarde. Es considerada como la ciudad mas antigua de la Baja Austria, la parte vieja de la ciudad es un intrincado de callejuelas medievales. En este mes de agosto y encima en domingo la ciudad esta totalmente vacia. Con el calor que hace los ciudadanos han salido en tropel de la ciudad.

La etapa siguiente tiene un tramo que se realiza en tren hasta Tulin. Hemos quedado todo el grupo a las 9 en la estación de tren para ir todos juntos

  
El viaje dura unos 50 mn, y nada mas bajarnos del tren encaramos lo que hoy sera nuestra última étapa hasta Viena . Han vuelto las altas temperaturas y antes de alcanzar Viena hacemos una parada baño en una de las playitas del Danubio para refrescarnos y hacer un picnic con las cosas que hemos comprado en un supermercado



La entrada a la ciudad se hace a traves de una isla en medio del Danubio que es un espacio para ocio de los vieneses, lo que resulta muy agradable. Encontramos sin problema nuestro hotel en Viena y ya en el garaje nos despedimos de nuestras compañeras inseparables de estos dias, es decir de las bicis y tras un paseo por la ciudad toca ya volverse a casa al día siguiente.

7 pensamientos en “EN BICI POR EL DANUBIO: de Passau a Viena

  1. Ha sido una maravillosa experiencia, personalmente he tenido la suerte de no acusar tanto el calor, reconociendo que las temperaturas eran sorprendentemente altas. Conocer compañeros de viaje como nuestros paisanos catalanes, una suerte mutua y los pueblos por los que pasamos una maravilla.
    Gracias Mónica por la fantástica sipnosis que has hecho de tan fabuloso viaje.
    En julio del 2017, continuación de recorrido, atentos que nos ponemos en marcha!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s