LAS ISLAS VEGA: el secreto mejor guardado  de Noruega 

Mucho menos conocidas que sus hermanas situadas más allá del círculo polar ártico las Lofoten o las Versteralen , las Islas Vega en la costa sur de Helgeland fueron declaradas, en el año 2004, Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco. 

Este hecho no se debe a ningún monumento ni siquiera a su paisaje que resulta espectacular, y más en un dia soleado como el que nos tocó a nosotras, sino al que sus moradores han sabido preservar un estilo de vida igual y sostenible desde hace 1.500 años en este inhóspito paraje, en donde en invierno muchas islas resultan inaccesible debido al mal tiempo y sobre todo al viento. Ese modo de vida se basa en la pesca y en la poca agricultura sostenible, pero sobre todo en la recogida del plumón de un tipo de pato llamado eíder realizado en su mayoría por mujeres

Este paisaje abierto consta unas 6.500 islas, islotes y rocas de las cuales solo 59 de ellas fueron o continuan estando habitadas. Se dividen en 15 grupos las cuales cada una constituye una unidad social. 

Las Islas Vega siguen siendo un destino tipicamente noruego, el turismo extranjero es casi testimonial. 

Su principal medio de transporte son las embarcaciones   La gente se desplaza a la isla principal de Vega y Tjøta para comprar o para ir a la iglesia. A parte de su función económica asociada a la actividad pesquera , el barco resulta indispensable para socializar con los vecinos de otras islas, para llevar a los niños al colegio. Con respecto a este último tema diremos que los chicos de las islas en donde viven pocas familias se desplazan a una de las islas que tienen colegio y se quedan alli 15 dias en régimen de internado y vuelven luego otros 15 dias a sus casas si el tiempo lo permite

Estos isleños son granjeros y pescadores en una sociedad basada en el autoabastecimiento y en el trueque. La mujer se ocupa de los animales de la granja, como ovejas y alguna vaca ,la recogida del plumón eider y también de los niños. La mayoría de las familias se autoabastecen con lo que producen, algo de cultivo ya que el terreno es bastante pobre, pescado, carne y la lana para elaborar su ropa de abrigo. Lo demás como puede ser el azucar, la harina, cafe y tabaco él cabeza de familia ha de desplazarse a alguna de las islas que tiene tienda y junto a la pesca trae todo estos productos a casa. Para la construcción de sus viviendas usan todo lo que tienen a mano. Troncos que navegan a la deriva, maderas de otras casas abandonadas. Si por algun motivo tienen que cambiar de emplazamiento o de isla se desmonta la casa y se vuelve a montar en el lugar nuevamente elegido. Todo, absolutamente todo se recicla y reutiliza. 

Pero el principal recurso de estas islas sigue siendo la recogida del plumón de pato eider. En muchas de las islas podemos observar pequeños refugios construidos con diversos materiales como barcas viejas ya inservibles a la navegación, trozos de madera sobre unas piedras. Materiales que ya mo sirven se utilizan para construir estos abrigos para los patos eider. Entre los meses de febrero o marzo los patos vuelven al refugio que ocupaban los años anteriores a fabricar sus nidos y poner sus huevos. Fabrica un nido con unas plumas que arranca de su pecho que son muy ligeras y muy calentitas y sobre el mes de mayo, junio pone sus huevos. El macho se aleja entonces del nido y se dirige al mar. Durante el periodo de encubacion que dura unos 30 dias , la hembra solo sale para beber, ni siquiera abandona el nido para comer y tanto por parte del hombre como por parte de los animales domesticos la simbiosis con el pato eider es tal que procuran no molestarles   Sobre junio , cuando salen de su huevo,  las crias permanecen unos dias con su madre en el nido y luego se dirigen todos hacia el mar. Las hembras y sus crias procuran reagruparse y nadar juntas para protegerlas  de las aguilas marinas que se tiran en plancha en cuanto pueden hacia las crias. A finales de otoño los dos sexos se vuelven a reunir y se dirigen hacia sus cuarteles de invierno.

Es tal la calidad de este plumón que un edredon de eider puede llegar a costar unos 5.500€ se necesitan de 60 a 70 nidos para obtener un kg de plumón limpio. De alli el alto valor de este producto. 

En las Islas Vega , durante el verano se pueden realizar multitudes de actividades al aire libre. Pesca , kayak, senderismo , bici y paseos. Asimismo se encuentran las tipicas cabañas de pescadores , rorbu , para alquilar , un par de campings y algún hotel tambien. Algún que otro restaurante en las islas mas habitadas como la Vega. 

Es fácil ir alli desde cualquier punto de Noruega   La mayoria de la gente alcanza las Vega a través de la localidad de Brønnøysund desde donde parte el barco express y el ferry desde Horn a 15 km al norte de la ciudad. Ambos van a la isla principal de Vega. Para saber mas es mejor que visites la página http://www.visitvega.no

Estas islas quedaron bastante despobladas tras la Segunda Guerra Mundial, pues sus habitantes se desplazaron al continente a buscar trabajo en las fábricas, en el gas y el petrolio. Tras su designación como Patrimonio Mundial han conocido un renacimiento y se estan volviendo a poblar con gentes que se habian marchado. En la actualidad, aparte de la recogida del plumón eider cada vez se están desarrollando más las actividades enfocadas al turismo

Si tienes pensado visitar Noruega no dejes de lado este sorprende destino , pide la información en https://www.visitnorway.es

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s