Un viaje a Mauritania ; el país del desierto

Un viaje a este país africano , es un viaje a través del desierto del Sahara. Llama la atención que al borde del mar empieza ya el desierto. La cabeza del país se encuentra en el Sahara y los pies en el río Senegal . Allí viven los nómadas del desierto, los sedentarios de las sabanas y los habitantes de las ciudades caravaneras tales como Ouadane, Chingetti , Wualata y Tidjikja.

Es un país de gentes abiertas y hospitalarias , amables y sonrientes. Siempre prestos a compartir un té con el visitante.

Mauritania se ha mantenido durante mucho tiempo al margen de los circuitos turísticos. Empieza desde hace unos años a ser destino de viajeros que recorren parte del desierto haciendo senderismo o , como nosotros, que nos hemos desplazado a través de parte del desierto y ciudades caravaneras en 4×4 acampando o en albergues en las localidades visitadas

Para este viaje nos pusimos en manos de Álvaro Planchuelo del País Viajes y de https://www.bthetravelbrand.com/ Dentro de las limitaciones que tienen las infraestructuras de este país africano este viaje estuvo estupendamente organizado con un buen equipo tanto  de logística  para montar los campamentos como de cocina.

Con parte del equipo local .guías incluidos

Para entrar al país necesitas el certificado de vacunación con la pauta completa ( a día de hoy pero ya sabéis eso cambia de un día para otro ) y un visado que se adquiere al llegar al aeropuerto con un coste de 55€ . Asimismo tienes que rellenar un formulario de Salud https://me.usembassy.gov/covid-19-information-2/

Algo a tener en cuenta es que como extranjero resulta complicado comprar una tarjeta local SIM de internet y que la wifi no siempre funciona en todos los lugares . Bueno el desconectar de vez en cuando tampoco viene mal.

Nuakchott, la capital de Mauritania es una ciudad moderna con un tráfico un tanto caótico, creada  a raíz de la independencia del país en 1960 con lo cual carece de monumentos  antiguos .

Lo más interesante a mi parecer es acercarte a última hora de la tarde a la playa que sirve de puerto a ver las barcazas hacerse a la mar a pescar y el mercado de pescado que se encuentra allí mismo. Es una visita que no puedes perderte  . También puedes ver desde allí la puesta de sol.

Este país vive principalmente  de la pesca y del hierro. El idioma que se habla es el Hassani. la cultura Hassani se divide en 4 grupos principales  ; los Bidanies, que significan blancos y son una fusión de los árabes y beréberes . Los Lehratin  son los negros africanos que fueron perdiendo sus origenes y adoptaron la cultura Bidani . Los Lekwar que habitan en la frontera sur de Mauritania con Senegal y Mali, se convirtieron al islam pero no perdieron sus costumbres y tradiciones son los Fulan, los Wolf, los Bambara y los Sunake

Podríamos dividir en dos partes este viaje ; los días recorriendo el desierto y acampando al pie o en lo alto de las dunas y el recorrido por las dos ciudades caravaneras Patrimonio de la Humanidad de Chinguetti y Ouadane.

Empezamos nuestro periplo por el desierto. Existen 4 tipos de desierto ; la Hamada que es el desierto de arenisca ; el llamado Erg , se trata del desierto dunar, el de tierra compactada y el de montañas rocosas.

Nuestro primer destino en el desierto fue Azoueiga y su gran duna, una de las más impresionantes del desierto mauritano en el Adrar

Puesta de sol en el campamento. Foto de Álvaro Planchuelo
Foto desde lo alto de la duna de Álvaro Planchuelo
Foto de Álvaro Planchuelo

 

En la última foto tomada desde lo alto de la duna por Álvaro Planchuelo nos podemos hacer una idea de su tamaño.

Por la mañana, tras una breve caminata por el desierto mientras desmontaban el campamento, proseguimos el camino hacia nuestro siguiente destino a través del desierto de rocas por las montañas del Adrar , hasta  la importante ciudad caravanera de Chinguetti  Parada en el paso del Tifoujar. Desde allí la vista es impresionante al valle que conduce a la carretera que nos llevará a Chinguetti

El Adrar es el corazón del Sahara de Mauritania y la puerta de entrada al Gran Desierto

Tanto Chinguetti como Ouadane se encuentran en el Adrar . La primera de las ciudades caravaneras en ser visitada fue Chinguetti. Es uno de los principales destinos turísticos de Mauritania.

Fue fundada en el S XII y es lo que llaman ciudad – caravanera . Fue una de las importantes paradas de las caravanas que venían o iban desde el africa negra hacia el norte, así como un punto de partida de las peregrinaciones a La Meca . Es considerada como la séptima ciudad Santa del Islam y está clasificada como Patrimonio Mundial por la Unesco. Fue un importante centro religioso y de estudiosos del Coran. Su mayor atractivo cultural son las 12 bibliotecas familiares que aún conservan un número importante de libros y manuscritos antiguos . Muchas han sido restauradas por la Cooperación Española

Los libros más antiguos datan del S XI, pero los más numerosos son del XVIII  . En una primera fase se copiaban, luego los Peregrinos que volvían de la Mecca traían libros comprados allí . También se traían libros de Marruecos. Estaban escrito en àrabe clásico con tinta negra a base de carbón mezclada con pigmentos para los dibujos .

Hoy en día Chinguetti sufre dos amenazas. El avance del desierto y el de sus acuíferos subterráneos que están disminuyendo.

Nos espera otro día de desierto, esta vez por el Erg El Ouarane a lomos de camello hasta un oasis, un verdadero remanso de frescor entre palmeras lo que se agradece enormemente en esas horas de calor.

La acampada esta vez fue en lo alto de una de las dunas en nuestro alojamiento de las 1000 estrellas  . Y una vez más con su correspondiente puesta de sol desde lo alto de una de las dunas de alrededor y cena alrededor de un buen fuego .

Foto de Álvaro Planchuelo

 

La llegada a Ouadane , otra de las ciudades caravaneras de Mauritania, impresiona . Merece la pena parar antes de adentrarnos en el oasis . La visión de la Ciudad Antigua colgada del acantilado de la montaña impresiona . Esta localidad , al igual que Chinguetti, es Patrimonio de la Humanidad  y era también un paso para las peregrinaciones a la Meca y un centro de encuentro de las caravanas. La ciudad se divide en dos partes ; la antigua que está siendo restaurada y la nueva en donde vive la población.

Para la visita a la ciudad antigua es muy recomendable ir con un guía , pues es un auténtico laberinto. Dicen que en esta ciudad vivían 40 sabios. La visita empieza cerca de la Mezquita antigua en la parte baja de la ciudad para acabar arriba en la Mezquita Nueva y el pueblo en donde viven sus habitantes. Su fuente principal de la economía actualmente son los dátiles.

A unos 10 km de Ouadane hacia el norte se encuentra un lugar pedrejoso en los que mirando bien se encuentran algunos petroglifos grabados  en las rocas  .

Buscando petroglifos.Foto Álvaro Planchuelo
Foto Álvaro Planchuelo

Desde allí seguimos hacia el norte de Ouadane para visitar el llamado Ojo del Sahara , el objetivo principal del viaje  .

Se trata de la Estructura del Richat, un curioso accidente geográfico concentrico en espiral, que tiene un diámetro de unos 30 km. Esto solo se puede apreciar desde el espacio. Es algo único en el mundo por estar en pleno desierto y no se sabe a ciencia cierta cómo y cuando se ha formado.

Seguimos ruta por el desierto hasta llegar al oasis Tanouchert. Allí pudimos visitar la escuela del oasis y llevar parte del material escolar que habían llevado algunos integrantes del grupo

De hecho estos viajes suelen tener un componente solidario, en esta ocasión visitamos tres escuelas distintas distribuyendo material escolar , tales como cuadernos, lápices bolígrafos ect….

En el campamento después de la cena fuimos obsequiados por un grupo que nos deleitaron con sus cantos y danzas

En nuestro camino a Nouakchott pasando por Atar , paramos en un par de lugares. Uno de los más interesantes es el sitio  rupestre d Agrour en el paso de Amoghar,  en donde pudimos ver pinturas rupestres bastante bien conservadas.

Esas pinturas se encuentran dentro de unos refugios naturales , y en ellos se puede observar varios animales entre los que se encuentran una gran jirafa así como un friso que representa unos bailarines.

Foto Álvaro Planchuelo
Foto Álvaro Planchuelo
Foto Álvaro Planchuelo

 

Otra de las paradas antes de alcanzar Atar fue un campo de estromatolitos , es decir un montón de huellas de fósiles de la vida más antigua en la tierra.

Foto Álvaro Planchuelo

 

El mercado de la localidad de Atar es un lugar muy animado en el que venden de todo, ropa , zapatos , comida , verdura , fruta , pan ect…..

Esta ciudad es el asentamiento más importante y capital de la región de Adrar. Dispone incluso de un aeropuerto en donde aterrizan vuelos charter procedentes de Paris.

Como en todos mis viajes y más en pandemia he vuelto a confiar en el Seguro InterMundial  A través de este blog ya sabes que tu también  puedes conseguir un 20% de descuento en tu seguro intermundial 

Me ha faltado la parte Norte del país como conocer Nouadhibou, la parte del Parque Nacional du Banc d Arguin . Se trata de un espacio protegido único en el mundo refugio de las migraciones de los pájaros migratorios y zona de reproducción de peces , la riqueza de este país

Asimismo esta vez He dejado de lado la experiencia de subirme al tren del hierro  . Esa parte queda para el siguiente viaje a Mauritania.

Un país sorprendente que me ha gustado muchísimo . Un viaje que merece mucho la pena lejos de las grandes masificaciones turísticas. Este hecho junto a la inmensidad de su desierto me han enamorado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.